Lolitas japonesas

Me pasan un artículo reciente aparecido en El Mundo sobre prostitución juvenil en Japón. El titular y primeros párrafos son bastante indicativos de lo que encontraremos luego: "Lo que sea por un Louis Vuitton. ADOLESCENTES japonesas de clase media se prostituyen para comprar ropa de marca. Empiezan por aceptar un café y acaban en la cama en lo que eufemísticamente se llaman "relaciones de ayuda". Casi el 20% de hombres japoneses aprueba esta práctica. TANA OSHIMA. Tokio".
Hace más de un año escribía en ALO: Otra conducta que está investigando la policía británica, y mucho más la japonesa, es la de las llamadas 'camgirls' (chicas de la cámara). Se trata de adolescentes que tanto en Japón como en Inglaterra ofrecen fotos íntimas (no necesariamente desnudos) a cambio de regalos por Internet. El sistema es muy sencillo: yo (chica de entre 14 y 18 años) te pongo en línea mi webcam -que no cuesta más de 25 euros- y me puedes ver en braguitas y sujetador a cambio de que me compres un regalo en cualquier tienda virtual. Cuando tenga la confirmación de la compra, me verás. Los regalos van desde lencería a cd´s de sus cantantes favoritos o videojuegos, todos ellos bastante caros, que las adolescentes no se podrían permitir con su paga semanal. Karry, una catorceañera que practica esto, declaró a The Observer que le gustaría "vivir de esto en el futuro". Por supuesto, sus padres no saben nada sobre su actividad. Ella se encierra en su habitación y allí nadie la observa, sólo los que pagan o envían regalos por ello. Para mayor gravedad, su página tiene enlaces a dominios de webs pornográficas de adultos, por lo cual recibe una comisión cada mes.
Las autoridades británicas ya están previniendo sobre esto a la opinión pública. Advierten que los pedófilos se saben hacer pasar muy bien por niños en los chats y que estas webs pueden ser instaladas por el crimen organizado (pero no aportan pruebas, como ocurre en tantas ocasiones). En Internet se han localizado páginas exclusivamente dedicadas a recopilar imágenes de 'camgirls' donde las niñas y adolescentes están también desnudas y en actitudes sexuales simuladas. Muchas de estas imágenes, que suelen ser de poca calidad (las webcams tienen una resolución gráfica bastante pobre), fueron también encontradas en redadas contra pornógrafos infantiles".
En este asunto siempre hay que abordar el buen o mal uso de la tecnología. "Estados Unidos, Japón y Europa son, por este orden, las zonas del mundo que más pornografía infantil producen y consumen. También son algunos de sus ciudadanos sin escrúpulos los que más turismo sexual infantil realizan. Ambas conductas se retroalimentan entre sí y, al unirse el factor de la tecnología, consiguen que el fenómeno parezca mayor de lo que en realidad es".
También influye la carga cultural. En el reportaje aludido antes apostilla un especialista: "Quizás exista una mayor carga de pederastia en la cultura japonesa". Los hentai, el fetiche en que se ha convertido la faldita de tablas de las colegialas y el fenómeno del Lolikon así lo indican.
Pero el problema no para en Internet: "El teléfono móvil se ha convertido en una herramienta fundamental para que ayudantes y ayudadas entren en contacto una vez que las ko-guiaru se han anunciado en algún cartel o a través de Internet. Los anuncios a veces son tantos que llegan a empapelar cabinas de teléfono enteras, con sus fotos en baja resolución, su número de móvil, un corazón pintado y la letra clave: la "H"."H" de hot, caliente en inglés. (En Londres lo hacen también las prostitutas normales). En Internet se multiplican las páginas dedicadas a ellas. Existen incluso asesorías en las que consultan sus dudas. "Tengo 17 años y quiero tener una relación de ayuda con un médico. ¿Qué me aconsejáis?", se lee en una web. "Ten en cuenta que un médico está muy cotizado y habrá otras mujeres deseándolo. Pero ser colegiala juega a tu favor. Intenta no ser caprichosa y sé discreta; lo agradecerá si está casado.Y cuidado con los embarazos", dice el consultor de turno".

De nuevo, el lenguaje políticamente correcto. A lo que es evidente prostitución, las japonesitas lo llaman "relaciones de ayuda". Por ahora no conozco ningún caso en España. Pero la BIT debería ponerse las pilas, a ver si consigue titulares más impactantes que los últimos. Aunque seguramente sea la ACPI o Anesvad, necesitadas de protagonismo, quienes se les adelanten. ¿O será Juan Ramón Lucas, el sustituto de Pedro Piqueras en 'Siete días, siete noches' quien contratará a una periodista pizpireta para ver si cae algún tarado y poder así emitirlo en su hediondo programa? Me suena que eso es más tarea de Melchor Miralles.

Actualización, diciembre 2008:

Al acoso a menores por Internet, sea en chats, webcam o foros se le llama "grooming". Nada que ver con lo hablado hasta ahora. Aunque luego sea muy fácil echarle toda la carga de la culpa al adulto, pues se supone que es al menor al que "siempre" hay que proteger. Aunque sea él, conscientemente en muchos casos, quien esté vendiendo su cuerpo virtualmente, como se ha comprobado en el caso de las japonesas y las británicas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno en cuestion a todo lo que dices NO TIENE NADA QUE VER CON UNA LOLITA
no seas imbesil
sabes lo que es una lolita???
bueno lo que dices aki es verdad
pero las Lolitas son otra cosa
no mezcles situaciones con moda
investiga antes de poner titulo a algo OK?

por sierto
ARRIBA EL LOLICON!!!! XDDDD
la vdd no estoy encontra de nada de ahi xD

Pablo dijo...

Sería muy fácil rebatirte el retruécano, pero no lo voy a hacer. Prefiero que quede ahí tu huella, para escarnio. También tienes posibilidad de borrarla o de editarla, algo que nunca podrías hacer en otro medio que no fuera éste.
Estoy esperando tu tesis (anónimo siempre escribe muchas, sobre todo en barras de bar y comentarios troll en internet) sobre el asunto. No duermo sólo de pensar lo que opinas. XD

Alicia en el lado oscuro

Related Posts with Thumbnails